Una de las ventajas de vivir en un pueblo pequeño es ser un invitado habitual en la estación de radio local. Hay algo en la radio que me fascina, así que nunca rechazaré la oportunidad de hacer acto de presencia, especialmente si

Leer más